Ayer en un periodo de aburrimiento y aprovechando el mes de prueba de Netflix, decidí volver a ver, en vose, un clásico del cine, de moda últimamente: regreso al futuro. Hacía miles de lustros que no la veía y he de reconocer que sigue tan distraída como siempre. Y mientras la estaba viendo estuve reflexionando sobre un par de cuestiones que planteo a continuación:

  • ¿Por qué ya no se hacen películas de este tipo?

Cuando me refiero a películas de este tipo me refiero a las pelis de aventuras que se hicieron en los 80′. Sin pensar demasiado, puedo recordar, por ejemplo, Los goonies, Indiana Jones, Todo en un día, La princesa prometida o El chip prodigioso. Y eso sin esforzarme. Con un pequeño brainstorming seguro que sacamos decenas. Ya no se ve cine de este tipo. Aventuras muy distraídas para todo tipo de públicos que permanecen en la memoria colectiva por décadas. En la actualidad, de América nos llega cine de superheroes, trilogías basadas en libros juveniles y reinicios variados de sagas clásicas. Me gustaría que los productores echasen un vistazo atrás y se fijaran en los 80′.

  • El futuro que plantean en la segunda parte ¿es tan fantasioso como parece?

Es cierto que no tenemos coches ni patinetes voladores pero si en 1985 hubiéramos visto lo que existe hoy en día, nos hubiera parecido tan fantasioso como lo que veíamos en Regreso al futuro 2. Cuando eramos unos jovenzuelos y, viendo la peli, nos imaginábamos el año 2015, fantaseábamos con los monopatines voladores y demás maravillas tecnológicas que tendríamos en el futuro. Y ese futuro es hoy. Y parece ser igual que 1985. No vestimos con ropa extraña ni tenemos carreteras aéreas. Parece que no hemos avanzado nada.

Pero parémonos a pensar. En realidad no es que no hayamos a avanzado nada, es que estamos acostumbrados a todos esos avances y los vemos como algo normal y para nada extraordinarios. Analicemos algunas cosas de hoy en día que, de decírnoslo en 1985, no nos lo creeríamos:

– Existen formatos de almacenamiento de datos impensables en esa fecha. El cd rom acababa de nacer en 1985. Así que imaginaos saber que existirían formatos que nos permitirían almacenar películas completas con multitud de extras y nos cabrían en la palma de la mano (para que a nadie se le ocurra hablarme del laserdisc).

– Vídeo en HD. Intentar explicar el HD a un jovencito de 1985. Tal vez ni lo entendería.

– Televisiones planas. ¿Que ya no hace falta un ejército de personas para subir una tele a un piso? ¿como puede ser eso?

– Mp3. Cómo le explico yo a alguien de 17 años en 1985 que en el futuro no tendrá que coger sus vinilos, sacarlos de la funda, meterlos en el tocadiscos y apuntar con la aguja a su canción favorita. Cómo le explico que podrá escuchar música en un dispositivo que cabe en las manos de un bebé y que las canciones no tienen un formato físico.

– Coches que aparcan solos. Vale, no vuelan, pero creo que sería muy llamativo para alguien de 1985.

– Internet. Gran cantidad de los ordenadores de La Tierra estarán conectados entre sí. Se podrán intercambiar todo tipo de contenidos entre ellos, como texto, audio (¿recordáis que hemos intentado explicar qué es un mp3?, vídeo o lo que quieras. La vida cambiará debido a este invento hasta el punto de que todo el planeta dependerá de él. Las empresas, el ocio, la vida social y todo se basará en internet y tendrá un dependencia absoluta.

– Videojuegos. Hola chavalín de 1985. Te diviertes con tu Atari 2600 ¿no? Mira esta consola llamada NES y muy exitosa en Japón. ¡A que mola! Pues ven un segundito. Mira esta televisión. Sí, es plana. Siéntate aquí que te voy a poner una consola del futuro. ¡A que esto sí que mola y no tu atari!… ¡chavalín! ¡qué te pasa! ¡tranquilo!…¡un medicoooo!

– Videojuegos online: chavalín, estás bien ¿no? Menudo susto me has dado. Toma el mando. Vas a jugar una partida con un alemán, un búlgaro, un japones y un tío de Burgos. No, no es coña. Lo vas a hacer.

– Móviles. En el futuro todo el mundo llevará un teléfono particular todo el día encima. No, no le hace falta cable ninguno y cabe en un bolsillo. Y llegarán a ser tan potentes que se podrán considerar ordenadores de bolsillo. Pero no, no un Spectrum como tú tienes, sino un ordenador miles de veces más potente. ¿Y recuerdas lo que te he dicho antes de internet? Pues los móviles también se podrán conectar a él. Y se podrá jugar con ellos y hacerlo online y la gente se comunicará principalmente mandándose mensajes de texto.. ¿qué, qué dices? ¿que por qué la gente se manda mensajes de texto pudiendo llamarse?… … no sé… cosas del futuro.

Podemos pensar en muchas cosas más pero creo que el concepto a quedado claro. El futuro que nos pintan en Regreso al futuro 2 no se ha hecho realidad pero el futuro real sí que es fantasioso e increíble para alguien que viviera en 1985. Pero no somos conscientes porque es nuestra realidad y estamos acostumbrados. Pero si nos lo hubieran dicho cuando éramos pequeños, hubiésemos alucinado.