Fue uno de los exclusivos para playstation 2 allá por el año 2005, obteniendo críticas excelentes por parte de expertos, revistas y aficionados. El año pasado apareció esta versión para la portátil de Nintendo con una fuerte implicación por parte del propio Hideo Kojima, creador de la saga.

La primera pregunta que hay que hacerse es: ¿cabe este juego en una portátil como 3ds?. La respuesta es sí. Pero debido a las limitaciones de la consola, ha habido ciertos recortes. Por ello, lo primero que voy a analizar son las diferencias entre esta versión y la original:

– Menor resolución: la pantalla de 3ds tiene una baja resolución y eso se nota en el acabado gráfico. Hay cierta pixelación cuando nos acercamos a una superficie y la paleta de colores es inferior. Además sufre de ciertas bajadas de framerate. Por suerte, éstas se notan básicamente en las cinemáticas y pocas veces en el desarrollo del juego. El acabado gráfico es bueno pero está claramente por debajo del original.

– Efecto estereoscópico: las 3d le sientan fenomenal a este juego. Arrastrarse por la selva y que la hierba te de en la cara no tiene precio. Incluso algunas cinemáticas han cambiado el ángulo para aprovechar mejor este efecto. Sobresaliente.

– Uso de la pantalla táctil: en esta pantalla se situan el mapa, radar, porcentaje de sigilo y los menús del juego (camuflaje, armas, objetos, comida, etc). Esto agiliza su uso la mayor parte de las veces y, aunque no es una gran novedad, se agradece.

– Uso de las cámaras de 3ds: podemos tomar una foto a cualquier cosa y Snake se camuflará con esos colores. Útil para conseguir el mayor porcentaje de camuflaje en ciertas zonas.

– Mejora de la IA: Konami ha reforzado este aspecto y los enemigos ahora nos detectarán antes, son más sensibles al ruido y son más astutos.

– Nuevas posturas y cámaras: Snake puede caminar de cuclillas (ya era hora), hay una nueva vista para apuntar en primera persona y otra en tercera persona.

– Control: según tengo entendido, el control sin el botón deslizante pro (segundo strick) es bastante impreciso a la hora de apuntar. Yo tengo este stick pòr lo que no he tenido problemas.

 Resumiendo. Metal Gear Solid Snake Eater 3D no es la mejor manera de disfrutar este juego. La versión original de ps2 o el remake actual en HD siguen siendo la mejor opción. A pesar de eso, el hecho de poder jugar a esta aventura en cualquier parte y en 3d es un gustazo que nos brinda la tecnología actual. Excepto las diferencias técnicas, el resto es igual, por lo que conserva toda la calidad del original y eso nos asegura un juegazo. Si no posees ninguna de las otras versiones, es una muy buena manera de entrar en este juego, pero si las tienes, no merece la pena. Eso sí, actualmente está a un precio muy reducido (a mí me costó 9.95€), por lo que puede que no tengas ni que pensarte en adquirir esta versión.

Hasta aquí las diferencias. Ahora toca analizar el juego en sí mismo que, básicamente, es igual que el original.

 

 

Se trata de una precuela de la saga. Es el primer capítulo de la historia. De hecho no manejamos a Solid Snake. Tomamos el control de Big Boss (nombre en clave Snake) antes de convertirse precisamente en Big Boss. Se nos encarga participar en la llamada misión virtuosa, en la que trataremos de rescatar a un científico ruso que investiga armas nucleares. Quiere desertar a E.E.U.U. y le ayudaremos a ello. Pero rápidamente la mentora de Snake, The Boss, entra en juego y…hasta aquí puedo leer para no destripar la historia.

El juego sigue el esquema de la saga, es decir, mucha infiltración. Debemos pasar inadvertidos, sorteando todas las situaciones que vayan apareciendo. Si nos descubren la cosa se pondrá muy complicada. Para ayudarnos en nuestra tarea, disponemos de camuflaje, una serie de uniformes y pinturas de cara que nos ayudarán a pasar sin ser detectados según la zona en la que estemos.

Para curarnos de las heridas que suframos, contamos con un visualizador que nos dirá qué nos ocurre (herida de bala, hueso roto, envenenamiento, etc) y pondrá a nuestra disposición todo tipo de material médico para que nosotros mismos nos curemos (vendas, suero, tablillas, desinfectante, sutura, etc).

 

 

A lo largo de la misión tendremos que alimentarnos. De no hacerlo, nuestra capacidad de recuperarnos de las heridas y nuestra puntería se verán mermadas y el ruido de nuestras tripas podrá alertar al enemigo. Para hacerlo, tendremos que cazar toda clase de animales que encontraremos en la nutrida fauna de la selva en la que se desarrolla el juego.

Como es habitual en la saga, la historia está muy cuidada y podría ser el guion de una película. Su desarrollo se ve potenciado gracias a las espectaculares escenas cinemáticas con las que cuenta. En esta ocasión todo gira alrededor de E.E.U.U. y la U.R.S.S., la guerra fría, armas nucleares y la disuasión como estrategia para mantener la paz.

El juego cuenta con momentos realmente espectaculares y épicos, como el primer encontronazo con Ocelot, los enfrentamientos con cada uno de los miembros de la unidad cobra, la tortura de Snake, la escapada de la fortaleza o la persecución final.

Todo está cuidado al máximo. El apartado gráfico y sonoro, todas y cada una de las fases del juego, todos los personajes ydetalles de la historia, las cinemáticas, el sistema de juego, todas y cada una de las conversaciones del juego (gran doblaje, eso sí, en ingles), las armas, los gadget, absolutamente todo.

Metal Gear 3 es una obra maestra. Una prueba más de cómo el videojuego puede ser arte. Recomendado a todo ser humano o no humano. Mi puntuación: **** (sobre 4).