Data East lanza en 1991 este juego de plataformas que puede considerarse a día de hoy como un clásico de culto. Conocido popularmente como “el juego de los cazafantasmas”, toma prestada la mecánica del archiconocido de Snow Bros de Toaplan para realizar un juego simple, pero tremendamente divertido. El objetivo es aspirar a los enemigos a nuestra bolsa de aire para luego expulsarlos. Éstos rebotarán en las paredes del escenario mostrándonos items de ayuda, tesoros ocultos, que nos darán gran cantidad de puntos, o letras, que si formamos la palabra “tumblepop” nos darán acceso a la fase de bonus.

 

 

El juego consta de 10 regiones formadas por un número de niveles variable. Este número depende de la región que elijamos para empezar al inicio de la partida. Cuando superemos todos los niveles de una región nos enfrentaremos a un jefe final. Así de simple. Una idea muy básica que sin embargo te mantendrá pegado a la pantalla intentado pasarte ese escenario que se te resiste o intentando superar tu puntuación máxima. Toda una gozada apta para todos los públicos. Mi puntuación: *** (sobre 4).