Ayer tuve ocasión de llegarme al cine y ver la película más esperada de los últimos años, Avatar de James Cameron. Se trata de una delicia visual y sonora donde personajes reales y hechos por ordenador conviven de manera perfecta, llena de escenarios vistosos y coloristas, con unos efectos sonoros como a mí me gustan (de esos que te hacen vibrar todas y cada una de las costillas) y con una banda sonora más que apropiada. La vi en 2D y,según los comentarios que he leido por todo inet, en 3D es realmente soberbia, visualmente hablando.

Pero no nos engañemos, una película no son sólo efectos especiales. Una película es una historia. Y es aquí donde Avatar se convierte en una película bastante floja (por ser generoso) que llega a duras penas al aprobado raspado (y vuelvo a ser generoso). Y son 3 las razones fundamentales para todo esto:
1.- Se trata de una mezcla de Pocahontas y Bailando con lobos (o El último samurai, por poner un ejemplo más reciente). Es decir, una historia carente de originalidad que ya la hemos visto en otras películas y que encima son muchísimo mejor que ésta.

2.- La historia es simple, lineal a más no poder y previsible como pocas. En todo momento el espectador sabe qué va a pasar y cuándo.

3.- Todo lo anterior, junto a que dura más de 160 minutos, hace que Avatar sea aburrida y cansina, y que se haga larga, larguiiiiiiiiiiiiiiiiiisima. De hecho yo deseaba que se acabase cuando apenas llevábamos 1h.

Por todo esto le doy un aprobado raspado. Y porque esta muy currada visualmente hablando, que si no le plantaba un suspenso sin inmutarme.

Hoy me he puesto a mirar las críticas que hace la gente en inet y me he quedado sorprendido cuando gran parte de la gente la pone como peliculón, obra maestra, la mejor película del año, la mejor película de la década o incluso la mejor película de ciencia-ficción. Es más, ayer en el cine, al terminar la peli, hubo un pequeño grupo de gente que aplaudió. Si, si, APLAUDIÓ. Y digo yo ¿he visto yo la misma película que todos estos?¿tal vez me equivoqué de sala?. No sé. Así se demuestra que los gustos son como los culos. Cada uno tiene el suyo.