Ayer sábado y debido a que todos mis planes se frustraron (incluso me apetecía ir a la feria, poco propio en mí), me quedé en casa y no tuve más remedio que hacerme con una película para no caer al suelo con con convulsiones al visionar eurovisión o la noria. Y la elegida fue “Bienvenidos a Zombieland”, ópera prima de Ruben Fleischer.

“En un mundo plagado de zombis, Columbus (Jesse Eisenberg) es un gallina, un joven que se encuentra aterrorizado por la situación, pero cuando te juegas el ser comido por los zombies, el miedo puede mantenerte vivo. De hecho su cobardía precisamente le ha permitido que sus sesos aún se mantengan en su cabeza. Entonces un día conoce a Tallahassse (Woody Harrelson), un macarra caza zombies cuya única determinación en su vida es lograr el último Twinkie (dulce americano) en la tierra. Cuando ambos unen fuerzas con Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), que también han encontrado una manera original de sobrevivir en ese caos, tendrán que elegir qué es peor: si confiar los unos en los otros para sobrevivir o sucumbir ante los zombies. (FILMAFFINITY)”

Se trata de una comedia ambientada en la temática zombie. Bastante gore y “gamberra”, cumple perfectamente su objetivo de divertir y hacer reir. En general está a un buen nivel, lo que añadido a su metraje justo (85 mins.), da como resultado una buena película. Incluso tiene algunas escenas especialmente buenas, sobre todo en el momento de la aparición de Bill Murray. Sin ser la mejor comedia de la historia, os hará pasar un buen rato, por lo que se la recomiendo a todo el mundo, excepto a aquellas personas algo sensibles que se mareen con la sangre.

Os dejo con el tráiler:

http://www.youtube.com/watch?v=enhOY39mB0Y&hd=1