Basada en una historia real ocurrida en los años 80, narra cómo un policía estadounidense se infiltra en una banda de narcos colombianos. Para lograr ese objetivo, Robert Mazur (Bryan Cranston) se infiltrará junto Kathy Ertz (Diane Kruger), quien fingirá ser su futura esposa y Emir Abreu (John Leguizamo), un policía con métodos poco tradicionales para codearse con la cúpula de la organización criminal y ser parte de la mayor operación encubierta antidroga de la historia.

Ficha


Título original: The Infiltrator

Año: 2016

Duración: 127 min.

País: E.E.U.U.

Director: Brad Furman

Reparto: Bryan Cranston, John Leguizamo, Diane Kruger, Amy Ryan, Joseph Gilgun, Benjamin Bratt, Juliet Aubrey, Rubén Ochandiano, Simón Andreu, Saïd Taghmaoui, Elena Anaya, Jason Isaacs, Olympia Dukakis, Niall Hayes, Yul Vazquez

Nacida a la sombra de la moda televisiva de los narcos colombianos, Brad Furman nos trae una película de infiltración con la que pretende remover esta historia.

En este film destaca el trabajo de gran parte de los actores, empezando por Bryan Cranston, pasando por John Leguizamo e incluyendo al español Rubén Ochandiano, que se hubiese merecido un papel en la serie “Narcos”.

Pero por desgracia es lo único que destaca. La historia no aporta nada a este tipo de películas, llegando a parecer un popurrí de lo de siempre. No tiene ninguna escena destacable que merezca recordar. El guión es absolutamente plano, sin llegar a enganchar realmente en ningún momento y sin ningún tipo de giro que te haga permanecer agarrado al sillón. Añadid que la historia tiene algún momento poco congruente o ridículo, teniendo su punto álgido en el desenlace de la película.

A pesar de esto, es un trabajo que se deja ver, con buenos actores y que puede llegar a hacerte pasar el rato. Pero no creo que ese fuera el objetivo del director y no es precisamente lo que busco con este tipo de películas.

Resumiendo: una película que no pasa de aceptable, perfectamente olvidable y que sólo recomiendo a los seguidores de “Narcos” o “Escobar, el patrón del mal”. El resto de personas podéis verla un domingo por la tarde si no tenéis otra cosa mejor que hacer. A pesar de todo, voy a ser generoso con mi puntuación:

Puntuación:

Puntuación: