“Le llaman Bodhisattva. Es un salvaje moderno”

“Johnny Utah (Keanu Reeves), un joven agente del FBI, se infiltra en los ambientes del surf para desenmascarar a una banda de atracadores que, como sello de identidad, usan caretas de presidentes de los Estados Unidos durante sus golpes. Pero Johnny pronto se encapricha de la guapa Tyler (Lori Petty) y, además, conoce a Bodhi (Patrick Swayze), el jefe de la banda, un hombre que vive al límite y que acaba ejerciendo una gran influencia sobre el joven policía. (FILMAFFINITY)”.

Que levante la mano quien no haya visto esta película. ¿Ninguna levantada?…eso espero, porque significaría que te has perdido una de las mejores películas de acción que existen, todo un clásico. Resulta que ayer puse la sexta 3 y dije “¡oooooooooooooooooh! Le llaman Bodhi…tendré que verla”. Siempre me gustó y hacía lustros que no la veía. No soy de los que se ven una y otra vez las pelis que les gustan, así que la había visto un par de veces en mi vida y supongo que la última sería en los 90′, poco tiempo después de su estreno (1991). Tenía miedo de que al tener ya 20 años a su espaldas y haberla visto cuando jovenzuelo, se perdiera todo el interés y la magia de este trabajo. Temía que el film hubiera envejecido horriblemente…o tal vez yo. Pero, para mi satisfacción, disfruté de Bodhi, Utah y los ex-presidentes tanto como lo hice hace ya lustros. Le llaman Bodhi  no ha perdido nada de lo que nos cautivo hace años: un guión muy interesante, escenas de acción de gran factura, un buen plantel de actores (lo siento por [email protected] seguidores/as de Dirty Dancing pero Patrick Swayze es y será por siempre Bodhisattva),  una buena banda sonora, surf y Red Hot Chili Peppers. Se nota el trabajo de la directora Kathryn Bigelow, oscarizada en 2010 por “En tierra hostil”.

 

“El miedo provoca dudas y las dudas hacen que tus peores miedos se cumplan”

 

Hay que decir que aunque la peli se “conserva” muy bien hay algo en que chirría. Y es posible que no sea porque ella haya envejecido, sino porque somos [email protected] los que nos hacemos mayores. Y es ese aire “guay” que hay durante todo el metraje, esa filosofía surfera de libertad tan interesante cuando tenemos 16 años pero tan cutre vista desde el día de hoy. Sin duda alguna, es una película que, en su momento, se disfrutaba al 120% y que hoy “sólo” las disfrutamos al 100%.

Como curiosidad, en 2005 (si no me equivoco) apareció en DVD (no sé si por primera vez) con sonido en castellano Dolby Digital 5.1. Para ello, tuvieron que redoblarla con nuevos actores. Sin desmerecer el doblaje original, hay que decir que ha quedado muy bien además de ser más fiel al guión original.

 

 

Recomendable a todo el mundo. Todo un clasicazo. Si me hubieseis preguntado en los 90′, mi puntuación hubiera sido la máxima sin dudarlo. Hoy le voy a quitar medio punto, no por la peli en sí, sino porque me estoy haciendo viejo. Mi puntuación: ***1/2 (sobre 4).

 

 

Os dejo con el trailer y alguna escena, todo en versión original:

Trailer

 

La mítica escena de Utah persiguiendo a Bodhi. Una de las mejores persecuciones jamás rodadas:

 

 

Me hubiera gustado colocar la ultima de las escenas en paracaidas pero no he encontrado ningún video decente para poner. Mítico momento con Bodhi despidiéndose de Utah diciendo en un perfecto español “adios amigo” para luego saltar del avión sin ningún corte en la escena, es decir, el mismisimo  Patrick Swayze saltando sin trampa ni cartón. Brutal.