“Dom Cobb es un ladrón hábil, el mejor de todos, especializado en el peligroso arte de la extracción: el robo de secretos valiosos desde las profundidades del subconsciente durante el estado de sueño cuando la mente es más vulnerable. Esta habilidad excepcional de Cobb le ha hecho un jugador codiciado en el traicionero nuevo mundo del espionaje corporativo, pero, al mismo tiempo, le ha convertido en un fugitivo internacional y le ha hecho sacrificar todo lo que le importaba. Ahora a Cobb se le ofrece una oportunidad para redimirse. Con un último trabajo podría recuperar su vida anterior, pero solamente si logra lo imposible. En vez de llevar a cabo el atraco perfecto, Cobb y su equipo de especialistas tienen que invertir la operación: la tarea no consiste en robar una idea, sino en insertar una. Si tienen éxito, podría ser el crimen perfecto. No obstante, ni la cuidadosa planificación ni su pericia pueden preparar al equipo de Cobb para los peligros de la mente a los que se enfrentan.”

Con este interesante argumento se nos presenta “Origen” de Christopher Nolan, director de “El caballero oscuro”, película recientemente estrenada y cuyo trailer no deja a nadie indiferente.

Ve al cine, cómprate palomitas, refresco o lo que te guste, siéntate en la butaca y prepárate a disfrutar. Estás delante de una de las mejores películas fantásticas jamás hechas. Sumérgete en el mundo de los sueños, donde todo es posible, incluso robar las ideas ajenas. Despréndete de tus prejuicios para entrar en el mundo de “Origen” y olvídate de las comparaciones (¿por qué la comparan con matrix?). Sólo acomódate y goza.

Christopher Nolan nos propone una historia original y diferente, con diferentes niveles de abstracción. Si bien no es un film complicado, si que pide un pequeño esfuerzo por parte del espectador para seguirla. Pero merece la pena porque el resultado es inmejorable. Leonardo DiCaprio (que hay que reconocer que está ganando con el tiempo) nos lleva de la mano al complicado mundo de la mente humana. Nos hace visitar el subconsciente ajeno para destapar la parte más íntima de una persona: sus ideas. Para ello, DiCaprio tendrá que luchar contra su pasado, sus miedos y sus remordimientos.

El director no nos propone una visión onírica de los sueños. Nos hace verlos como un mundo real aparte donde (casi) todo es posible. Para ello utiliza con maestría los efectos especiales. No vemos nada revolucionario, pero su uso es eficaz al 100%. Las escenas de acción, los escenarios, la cámara lenta, y la puesta en escena nos meten de lleno en el universo que nos propone Nolan.

Pocas películas me han hecho disfrutar de la butaca como lo ha hecho esta. Desde el principio hasta el fin te mantiene pegada al asiento por su historia, su belleza visual y su original propuesta. Lo único que quieres durante el visionado es más y más y te deja una sabor de boca inmejorable al terminar. No es una peli perfecta, pero los pequeños fallos que pueda tener no empañan para nada el resultado.

Se la recomiendo a todo el mundo.

Mi puntuación: 4 sobre 4.

http://www.youtube.com/watch?v=cIeP6DXtq-4