“Royce (Adrien Brody) es un mercenario un tanto reacio a liderar a un grupo de guerreros de élite que han sido llevados a un planeta alienígena… como presas para ser cazados… Secuela de la clásica cinta de John McTiernan (Predator, 1987), protagonizada entonces por Arnold Schwarzenegger. Producida ahora por Robert Rodríguez.” 

A veces me pregunto que impulso me lleva a ir al cine a ver pelis que por el tráiler, la trama y la idea en general huelen a truñacos que da gusto. En realidad si lo sé. Es el aburrimiento y las ganas de salir de la rutina diaria. Pero no sé porqué no hago otras cosas… Bueno, que me desvío del tema. Predators, una mierda pinchada en un palo. Película de acción llena de tópicos, personajes típicos, no ofrece nada nuevo, tiene incluso situaciones absurdas (ver a un yakuza peleando con una katana contra un predator gigantesco no tiene precio), carece de cualquier tipo de terror o suspense que tenía la original (predator- 1987), no tiene escenas de acción llamativas, ni efectos especiales dignos de mención… vamos que no nos muestra nada que no se haya visto ya en el cine repetidamente. Es más, es aburrida, previsible y ver a Adrien Brody de tipo duro no se lo cree nadie. 

 

Eres tú el héroe de acción, ¡Manolete!

 

¿Lo mejor?, el final de serie B con Adrien soltando una frase de más serie B aún: “Ahora vamos a buscar la forma de salir de este jodido planeta”, con los abdominales marcados, se da la vuelta, se lleva a la chica y The End. Suena Long Tall Sally y te vas del cine pensando en qué te podías haber gastado los 6.50€ de la entrada. 

Sólo recomendada a los que busquen poco o nada en una película. Mi puntuación: 1 sobre 4.

http://www.youtube.com/watch?v=IFjdBOKpU5U