Ayer tuve la ocasión de ver la última película de Martin Scorsese: Shutter Island. Y, como intento siempre, procuro ir sin ninguna idea preconcebida. De hecho, sólo habia visto el tráiler de la tele un par de veces.

“Verano de 1954. Los agentes federales Teddy Daniels (Leonardo DiCaprio) y Chuck Aule (Mark Ruffalo) son destinados a una remota isla del puerto de Boston para investigar la desaparición de una peligrosa asesina (Emily Mortimer) recluida en el hospital psiquiátrico Ashecliffe, un centro penitenciario para criminales perturbados dirigido por el siniestro doctor John Cawley (Ben Kingsley). Pronto descubrirán que el centro guarda muchos secretos, y que la isla esconde algo más peligroso que los pacientes… Thriller psicológico basado en la novela homónima de Dennis Lehane (autor de “Mystic River” y “Gone Baby Gone”)” (sinopsis e imagen sacadas de http://www.filmaffinity.com).

Nos encontramos ante una película muy bien hecha, con una historia muy bien hilada, con flashback y fantasmas del pasado, paranoia, terror y desasosiego. El desarrollo tiene giros interesantes y Dicaprio esta muy bien en el papel del agente Teddy Daniels. Pero para mi gusto, y a pesar de las buenísimas críticas que estoy leyendo por inet, no pasa de correcta. Lo primero que he de decir es que despues de 20 mins. ya  intuí lo que está pasando. Lógicamente no sabía ni cómo ni porqué (hasta que no termina la película y se destapa todo es casi imposible saberlo) pero ya me lo olía. No sé si es porque tengo muchas pelis encima o porque tengo una mente más enfermiza que los pacientes del hospital psiquiátrico Ashecliffe (o ambas) pero ya veía cual iba a ser el desenlace. Eso, obviamente, en un thriller psicológico lleno de giros en la historia, basado en la paranoia, la oscuridad y el desasosiego ha hecho que pierda interés para mí.

Más cosas. Odio que, casi por obligación, las películas actuales duren más de 120 mins. En este caso dura 138 mins. ¿que ha sido del clásico de antaño de los 85 mins.?.

Además hay ciertos puntos en la historia que “chirrían”. No digo que no encajen pero no son muy coherentes. Esto se acentúa cuando al final se destapa todo y esos puntos que “chirriaban” lo hacen con más fuerza.

Como es lógico también hay que decir cosas buenas. Y en este caso, además de la actuación de Dicaprio, me gustaría destacar los flashback, fantasmas del pasado y pesadillas del protagonista, rodados con maestría y que encajan a la perfección en esa trama llena de oscuridad y paranoia.

Resumiendo: una película correcta, con sus puntos fuertes y sus puntos flacos y nada más. Pero me temo, según lo que veo por inet, que soy de los pocos que no les ha encantado la película, por lo que os recomiendo que la veáis en el cine y juzguéis por vosotros mismos.

Saludos.