Un desastroso virus se expande por Corea del Sur, provocando importantes altercados. Los pasajeros de uno de los trenes KTX que viaja de Seúl a Busan tendrán que luchar por su supervivencia.

Ficha


Título original: 부산행 Busanhaeng

Año: 2016

Duración: 118 min.

País: Corea del Sur

Director: Yeon Sang-ho

Reparto: Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jung Yu-mi, Kim Eui-sung, Choi Woo-sik, Jung Kyung-mi, Shim Eun-kyung, Choi Gwi-hwa

Cuando empiezas a ver esta película resulta difícil saber qué esperar de ella. La temática zombi está ya muy trabajada tanto en cine como en televisión. Si añadimos su origen asiático, en concreto de Corea del Sur, las dudas son lógicas. Y no porque en Corea se haga mal cine (recomiendo encarecidamente que veáis Snowpiercer pero, sobre todo, New World), sino porque somos unos grandes desconocedores del mismo. Sin embargo, el éxito en taquilla que tuvo en su país y la buena acogida que ha tenido en el festival de Sitges, te tranquilizan en la butaca de la sala.

Por suerte esas dudas se despejan rápidamente, sólo unos minutos después del comienzo. Train to Busan no inventa nada. Tampoco innova ni aporta nada nuevo. Es una película que hemos visto muchas veces. Pero pocas veces con esta calidad. Sabe perfectamente qué hacer, cómo y cuándo, manteniendo al espectador agobiado en la sala del cine deseando que los zombis le den un respiro. El director consigue este efecto con una sola premisa: estás rodeado de muertos vivientes en un espacio pequeño y no puedes escapar. Toda la película gira en torno a esta idea.

Yeon Sang-ho consigue sacarnos el corazón con escenas muy trabajadas, donde los personajes están al límite de la muerte, sin escapatoria y donde la huída es la única salida. Y es que haber planteado gran parte de la película dentro de un tren, en el que el espacio es limitado y del que no se puede salir, tiene un efecto devastador en la ambientación.

 

Train to busan

 

Pero no todo son cosas buenas. El punto flaco de este trabajo son las escenas lacrimógenas que el director ha metido para buscar la lágrima fácil. Sobran de manera descarada, rompen el ritmo de la historia y alargan el metraje de la película demasiado.

A pesar de este defecto, estamos ante un gran película de zombis altamente recomendable. Sugiero su visionado a todo el mundo, le llame la atención la temática o no.

 

Puntuación:

Puntuación: