Este año he decidido innovar y celebrar mi cumpleaños. Eso si, será una cena humilde en el moriles pata negra el viernes a las 22h (la cosa está muy mala y más aún para un parado). Los invitados e invitadas ya estáis avisados. Mañana reservaré la mesa. Espero que no esté ocupado todo aún. Ya sabéis que todo lo que huele a moriles se llena irremediablemente. Si no, tengo algunos restaurantes baratillos de reserva. Y si no, siempre nos quedará el mcdonald.