Hoy estoy aquí para hablarles de esta película argentina, con coproducción española, candidata a 9 Goyas, incluyendo mejor película, director y guión adaptado, y candidata también al oscar a la mejor película extranjera. Y es que ya desde los créditos de inicio nos damos cuenta que vamos a asistir a algo importante. La historia está situada en 1999 pero se cuenta en forma de recuerdo. En 1974, Benjamín Espósito (Ricardo Darín) es un agente federal que investigará la violación y muerte de una chica. Este caso le tendrá obsesionado 25 años después. Y hasta aquí puedo leer porque no quiero destripar nada de la historia.

Se trata de un thriller donde se mezclan humor y romanticismo a la perfección, con una buenísima trama hilada de manera soberbia por el director Juan José Campanella, con una interpretación sobresaliente por parte de todos los actores (Ricardo Darín, Guillermo Francella, Soledad Villamil, Pablo Rago, Javier Godino), con algunas secuencias realmente antológicas e inolvidables, envuelto por una banda sonora absorvente y conmovedora… en fin, una de las mejores películas que he visto en los últimos años y que no puedo dejar de recomendar a todo el mundo.

A continuación os dejo el trailer para que, aquellos que no habéis visto la película, podáis ir abriendo boca: