Llega diciembre y las fiestas, y las comidas, los polvorones , el alcohol y los bombones de licor. Pero igual que el verano no empieza oficialmente hasta que reponen Los Vigilantes de la Playa, las navidades no empiezan hasta que kitdeocio hace su entrada navideña y os ofrece el mejor villancico. Este año corre a cargo, por tercera vez, de The Killers, unos auténticos genios en este tipo de canciones. Los creadores del mejor villancico jamás creado, Don’t shoot me santa, nos traen este año la historia de Joel, un trozo de carbón que acompaña a Santa sin saber que será el antiregalo de un niño.