Este fin de semana pude asistir en Ojén (Málaga) a lo que era para mí un desconocido Festival Ojeando. Es ya su sexta edición y al parecer empieza a ser un referente de los festivales andaluces. La particularidad de este año es que ha pasado de ser totalmente gratuito a ser de pago en uno de sus 3 escenarios. Pero teniendo en cuenta que son más de 14 horas de música repartida en dos noches, la calidad del cartel y su bajo precio (15 euros por las dos noches), se paga con gusto.

 

Second

 

Lo primero que te encuentras al llegar es que el pueblo está totalmente en ebullición. Se oye música desde todos los rincones y la gente abarrota cada esquina y cada terraza. Al principio te encuentras algo perdido sin saber dónde hay que ir, pero el pueblo no es grande y los escenarios se encuentran fácilmente. En el llamado “Escenario Molino” diferentes Djs amenizan la noche a los asistentes. En el “Escenario Plaza” los grupos ganadores del certamen de Nuevos Talentos organizados por el festival así como otros grupos tocan a lo largo de la noche. Pero el que a mí me interesa y al que asistí es el “Escenario Patio”, el único que es de pago y el que es el plato fuerte del festival.


 

El Columpio Asesino

 

El viernes comenzó con “Stone Pillow”, al que apenas pude escuchar por llegar tarde por cenar algo (maldita mi manía de cenar todos los días). De todas formas me dejó un buen sabor de boca. Aquí un ejemplo:

 

 

Los segundos en aparecer, como su nombre indica, fueron “Second”, banda que era una de las que más me apetecía ver este fin de semana. No me defraudaron y mostraron un directo de calidad y un vocalista envidiable que disfruta y hace disfrutar. Habrá que seguirlos de cerca. Os dejo con uno de sus temas más interesantes, “Rincón Exquisito”, y que dedico a la señorita Garófano, de los Garófano de toda la vida:

 

 

Siguieron “Niños Mutantes”, grupo granadino con muchos años y discos a sus espaldas. Esta experiencia se nota en el escenario y nos hicieron disfrutar completamente de su música a todos los asistentes:

 

 

Los últimos que pude ver esa noche fueron “El Columpio Asesino”. Se trata de una banda de un estilo muy peculiar pero con muy buenas ideas. En vivo además son mucho más interesantes ya que se dejan atrás un poco la parafernalia que usan en sus discos y hacen música más directa. Os dejo con “Floto”:

 

 

Al día siguiente el festival continuaba. La noche comenzó con “La Cena” al que curiosamente no pude asistir precisamente por mi cena y la incompetencia de unos camareros del bar donde pretendía hacerla. Continuó con “Zahara”, una banda más tranquila y menos acorde a mis gustos, pero que se pudo disfrutar:

 

 

Luego tocaban “Love of Lesbian”, el plato más fuerte del festival, y “Fuel Fandango” pero el cansancio hizo mella y sólo asistí a unos cuantos temas de los primeros.

Fue un gran fin de semana musical y me apunto este festival para el futuro. Quisiera agradecer desde aquí a la señorita Garófano toda la logística dispuesta para el evento sin la cual no podríamos haber asistido, todas las fotos que me ha pasado, el vídeo del “El columpio Asesino” colocado en esta entrada pero sobre todo su compañía.

Más vídeos en el canal de youtube de kit deocio  y más fotos del evento aquí.