Cuando hace ya 11 meses comencé mi andadura con este pequeño rincón en el ciberespacio, jamás pensé que tuviera la paciencia necesaria para mantener “al día” este blog. Como bien dijo el señor Palomo “un blog es como un hijo disfuncional al que hay que cuidar y querer” y, por lo tanto, hay que dedicarle tiempo. Sin embargo he conseguido mantenerme en mi idea (que tenía desde hace mucho tiempo y que tardé demasiado en plasmar en KdO) y, con la última entrada, la dedicada a la victoria del combinado nacional en el mundial de fútbol, hemos alcanzado la friolera de 100 entradas 100 (y digo “hemos” porque considero que este espacio es de [email protected] [email protected] también).

Sólo me queda agradeceros vuestras visitas, sin las cuales esto no tendría sentido, y me gustaría invitaros a que dejéis comentarios en las entradas o en el tablón de corcho cuando os apetezca. Dejad vuestras opiniones, lo que os gusta, lo que no os gusta, o lo que queráis. Éste también es vuestro espacio.

Gracias de nuevo a [email protected]