Otro año más que pasa, y van 6. Ni que decir tiene que jamás pensé que duraría tanto. Es verdad que en los 2 últimos años la actividad del blog ha bajado mucho y ha llegado a ser casi nula, pero aún aguanta. Todo depende de la inspiración y, sobre todo, de las ganas que tengo de escribir mis chorradas.  Parece que en las últimas semanas se ha vuelto a despertar en mí el kit de ocio que todos llevamos dentro. Espero que se mantenga y vuelva a mantener el ritmo de entradas de antaño.