La ley Sinde, con su controvertida ley antidescargas fracasó anoche en el Congreso por 20 votos a 18. Por una vez en la vida la sociedad y los políticos han hecho fuerza por la misma causa. Me gustaría creer que ha sido por motivos éticos y no porque ningún partido político quería asumir el coste electoral de apoyar una medida tan impopular. Como sabéis, esta ley buscaba poder cerrar webs con contenido protegido por derechos de autor sin la intervención de ningún juez. Los votos en contra se basaban en que no están seguros de que la medida se constitucional.

Para mí, el primer error de la ley antidescargar es el término “piratería”. Hoy día se tacha de pirata a todo aquel que tenga algo sujeto a los derechos de autor sin tener el original. Error. Piratería es lucrarse a costa del trabajo de otro. Las descargas de internet no son piratería a menos que el que cuelga el archivo o el que lo baje obtengan un beneficio económico de ello. Por lo tanto no todas las webs con contenido sujeto a la propiedad intelectual son piratas, cosa que desde hace años nos intentan hacer creer.

Por otro lado hay una cosa clara. Los creadores y autores tienen derecho a vender su trabajo y poder ganarse la vida con ello. Todos estamos de acuerdo ¿no?. El problema es que para eso, muchos de ellos y las empresas del mundillo pretenden mantener su negocio, anticuado ya 15 años, a base de presiones al gobierno y leyes. Y eso no puede ser. El mundo ha cambiado, internet llega a todos lados, no tiene límites. No se le pueden poner puertas al campo. Esta gente debe darse cuenta que ha llegado el momento de adaptarse a los tiempos que corren. Deben ofrecer un producto de calidad y cambiar su módelo de negocio. Deben olvidarse de restaurar el chollo que tenían hace 3 lustros.

Pero también hay que reconocer que el cliente, es decir, nosotros, también tenemos que criticarnos. Debemos ser usuarios resposables y con un mínimo de ética o moral. Aquí no vale todo. Hazte con una copia de cualquier cosa sujeta a los derechos de autor, pero si te gusta, cómprala. Recompensa el esfuerzo de esa persona o grupo de ellas que han creado eso para tí y que te han hecho disfrutar o hacerte la vida más fácil. Yo lo hago así de un tiempo atrás y me siento mejor persona :).

Pero esto no acaba aquí. La ley Sinde será debatida en el Senado, sin la disposición antidescargas, a partir del 18 de enero. En el Senado, el Grupo Socialista puede negociar con el PNV para tratar de ganar su apoyo, y en caso de fracaso, buscar un acuerdo con el PP. Veremos qué ocurre.