Los seguidores de este blog recordaréis cuando hace algún tiempo recomendé las series Stargate SG-1 y su Spin-off Stargate Atlantis. Hoy estoy aquí para recomendaros el 2º Spin-off de la serie: Stargate Universe.

Antes de comenzar a ver la primera temporada (y única hasta que a finales de septiembre comience la emisión de la 2ª en E.E.U.U.) no estaba muy seguro de si iba a ser muy buena. Hacer una tercera serie de la franquicia y que siguiera enganchando me parecía complicado. Pero lo han vuelto a hacer. Stargate Universe (SG:U) está a la misma altura que sus predecesoras, al menos esta primera temporada. Y eso es decir calidad y diversión por los 4 costados. Ni más ni menos.

SG:U nos cuenta la historia de un grupo de personas, científicos y militares, que se ven obligados a huir de una base científico-militar en un planeta, tras un ataque enemigo. El problema es que se ven obligados a huir a través del stargate a una dirección que no saben a dónde les llevará. Y, para sorpresa de ellos, van a parar a una nave antigua que se dedica a surcar el universo. Y cuando digo antigua no quiero decir vieja, quiero decir que la crearon los antiguos (sólo los seguidores de stargate comprenderán este término), raza de humanos anterior a la nuestra e infinitamente más avanzados que nosotros.

Como el stargate de la nave no tiene capacidad de apuntar a la tierra, se ven encerrados en ella vagando por el universo. A partir de aquí comienza una lucha por la supervivencia, los víveres, los recursos energéticos, los problemas de funcionamiento de la nave, etc, que son el hilo conductor de la serie (vale, hay que reconocer que el argumento general es parecido al de Battlestar Galactica, pero eso no es malo, al contrario).

La gran diferencia con respecto a sus hermanas es que han eliminado la parte desenfada o humorística, haciendo que sea más humana y emocional. Eso no hace a SG:U mejor o peor, simplemente la hace diferente a sus predecesoras.

Recomendable para todo el mundo. Si no has visto las anteriores no sabes las horas y horas de diversión que te estás perdiendo. Si la has visto, ya estás tardando en hacerte con ella.