Muy bien, usted vende a granel pero ¿qué vende?. ¡Seamos precisos, caramba!.

 

Disculpen mis lectores la gilipollez, pero no he podido evitarla.