Anoche terminé de ver la 4ª y última temporada de esta serie de ciencia – ficción y no me ha quedado más remedio que sentarme para escribir una recomendación desde este pequeño rincón del cyberespacio. Battlestar Galactica es un remake de la serie del mismo nombre de 1978. Ambas se basan en un mismo planteamiento inicial pero la actual toma su propio camino, diferenciándose más y más de la original en cada capítulo. La sinopsis (sacada de la wikipedia)  podría ser la siguiente:

“En un lugar impreciso del Universo existe una avanzada civilización humana que habita en 12 planetas.

De acuerdo a la mitología de esta civilización, en el principio de los tiempos todos los seres humanos vivían juntos en un planeta llamado Kobol; ese planeta fue el lugar donde los primeros humanos fueron creados y por lo tanto era la cuna de la humanidad.

Los creadores de la humanidad fueron un grupo de dioses conocidos como los “Señores de Kobol”; y durante un largo período los humanos y sus Dioses convivieron juntos en Kobol, hasta que por razones complejas la Humanidad se dividió en varias tribus.

12 de esas tribus partieron hacia un lugar del espacio donde colonizaron otros tantos planetas (cada planeta ocupado por los humanos se convirtió en una colonia); con el paso del tiempo esos 12 planetas o colonias formaron una República Presidencialista Federal. Esta federación es conocida comúnmente como las Doce Colonias.

Su civilización domina los viajes espaciales a velocidad luz, con una tecnología que podría llamarse mixta ya que conviven con automoviles de combustion interna y armas de fuego; como parte de esos avances científicos crearon una “raza” de robots conocida como los cylons para que trabajaran de obreros, soldados y sirvientes para los humanos (el origen de ellos se puede ver en la serie Caprica una precuela que ocurre varios años antes de la caida de Caprica).

Desafortunadamente para esta civilización, los cylons desarrollaron una mentalidad propia, y comenzaron a sentir que eran explotados como esclavos por unos seres corruptos y decadentes (los humanos) que no merecían el don de la vida; es por esto y por otras razones que los Cylon se rebelan contra los humanos dando inicio a la “Primera Guerra Cylon” que duraría doce años.

Al final de esa primera guerra ni los humanos ni los cylons habían obtenido la victoria en el terreno militar, ya que las fuerzas estaban muy igualadas; por eso se firmó un tratado de armisticio entre el Gobierno Federal de las Doce Colonias de Kobol y los representantes de las fuerzas cylons. Ese tratado estipulaba que los cylons debían retirarse de los planetas de las Colonias de Kobol y de las zonas del espacio cercanas, y establecerse en un planeta muy lejano de los humanos; ni los humanos invadirían el planeta de los cylons ni estos atacarían a las Colonias. Una estación espacial fue construida en el sector del espacio por donde pasaba la línea imaginaria que separaba los dominios cylons de los humanos; de acuerdo al tratado cada año debía celebrarse una reunión en esa estación entre diplomáticos de ambas civilizaciones para verificar el cumplimiento de las condiciones del acuerdo de paz y negociar cualquier asunto técnico pendiente entre ambas partes. Sin embargo los cylons no acudieron a ninguna de las citas anuales durante 40 años, aunque la paz se mantuvo sin incidentes.

40 años después del final de la Primera Guerra Cylon, los humanos, ya recuperados, viven en las 12 Colonias una aparente etapa de progreso económico y satisfacción social.

En un lugar del espacio no muy lejos del sistema colonial tiene lugar la ceremonia de retirada de la Estrella de Combate Galáctica, destructor espacial pesado que, habiendo luchado en la Primera Guerra y con más de de 50 años en activo es considerada ya obsoleta y está destinada a convertirse en museo. Galáctica es la última nave militar de antigua generación aún en servicio, la única no conectada a la red informática central de defensa -por decisión personal del oficial al mando, el comandante William Adama, veterano de la primera guerra que considera el excesivo automatismo de la nave un punto débil frente a un enemigo mecánico-. A la ceremonia asiste como representante gubernamental, la Secretaria de Educación (Ministra de Educación) del Gobierno Federal de las 12 Colonias, Laura Roslin.

Galáctica, estrella de combate

Sin embargo, durante este tiempo de paz, los cylons han continuado evolucionando. Han desarrollado una tecnología que les permite crear ejemplares Cylon orgánicos, con apariencia humana, que reciben el nombre de cylons humanoides y son semejantes a cyborgs (seres en parte humanos y en parte máquinas). Esos nuevos cylons, idénticos en todo a los humanos (en la sangre, la piel, el sistema digestivo, los órganos reproductores hasta el punto de poder mantener relaciones sexuales y procrear hijos, etc.), se han infiltrado durante años en la civilización humana. Algunos de ellos ni siquiera saben que son Cylons, habiendo sido reprogramados con falsos recuerdos de vidas humanas que no vivieron para convertirse en agentes durmientes, listos para activarse en el momento oportuno. Existen 12 modelos diferentes de cylons humanoides (un decimotercer modelo fue descartado). No se sabe con exactitud cuantas copias de cada modelo existen.

Una espía cylon del modelo número Seis logró acceder al sistema central de ordenadores del Ministerio de Defensa de los humanos, gracias a su relación sentimental con un famoso científico que trabaja en proyectos de defensa (el Doctor Gaius Baltar); de esta manera, los cylons consiguen desactivar e inutilizar casi todas las naves de combate de los humanos y los sistemas de armas de sus bases en tierra. De inmediato lanzan un devastador ataque por sorpresa con armas de destrucción masiva (principalmente armas nucleares) contra los 12 planetas habitados por los humanos sin encontrar prácticamente resistencia. Es la Segunda Guerra Cylon.

Miles de millones de seres humanos mueren en el ataque y sólo sobreviven unos cuantos miles que estaban en órbita en naves civiles comerciales y de turismo. El gobierno en pleno es eliminado, incluyendo el Presidente de las 12 Colonias, el Vicepresidente y el resto del Gobierno Federal.

Tras conocer el ataque, la Galáctica entra en combate. No obstante, la batalla dura poco. La superioridad de los Cylon, la completa destrucción de las Colonias, de la raza humana y de toda la capacidad defensiva militar obligan a Adama a admitir que la guerra ha concluido y los humanos la han perdido. No queda otra alternativa que la huida.”

Centurión cylon

Esto es Battlestar Galactica. La huida de los supervivientes hasta un nuevo lugar donde asentarse, siendo perseguidos por los cylons y lo que es aún peor, con agentes  enemigos infiltrados en sus filas. Éste es el tema principal de la serie, pero también se tocan otros temas como las relaciones personales, la religión, etc.

La gran variedad de situaciones diferentes que se dan durante la huida es abismal, haciendo que cada capítulo sea diferente. Consta de 4 temporadas (bueno, en realidad algo más, pero esta entrada del blog no es un tratado de cómo y en qué orden ver esta serie. Quien esté interesado en verla puede consultarme de qué consta la serie y en qué orden), a cada cual mejor. Sólo tiene un bajón en algunos capítulos de la 3ª temporada, en la que se centran tanto en las relaciones personales que parecen anatomía de Grey. Pero la 4ª temporada te hace olvidar ese bajón, con un argumento genial, dando lugar a una temporada soberbia que ya la quisiera para sí cualquier serie. Incluso su comienzo, que parecia una explicación metida con calzador, al final les ha quedado bien.

No dejes jamás el futuro de la humanidad en manos de esta belleza

Viper, nave de combate

Eso sí, no hay nada perfecto. Y para mí la imperfección de esta serie es su final. Y no porque sea malo en sí, sino porque deja muchas cosas sin explicar o al menos deja las explicaciones excesivamente en el aire y encima no me convencen. Aún así, tiene un final emocionante.

En el aspecto técnico está a la altura. No son unos fx soberbios ni mucho menos pero si que son efectivos al 100%.

Resumiendo: Battlestar Galactica es trepidante, emocionante, divertida, sorprendente, diferente… es decir, espléndida. Nadie debería perdersela.

A continuación os dejo con unos videos de promoción de la serie:

http://www.youtube.com/watch?v=0bDOPctmnxs