Una pequeña sonrisa se me escapó cuando recientemente me enteré que The Cranberries volvían al panorama musical después de 10 años de silencio. Poder disfrutar de nuevo material de una de las mejores bandas de los noventa no pasa a menudo. Para mí supone un pequeño rayo de esperanza en un mundo dominado por la música yanki, raperos con la boca torcida y estrellas juveniles apoyadas por campañas de marketing excesivas.

Parte de este nuevo material viene del 2003, poco antes de su separación, y parte es actual, todos ellos grabados entre mayo y junio de 2011. El disco sale a la venta hoy pero ya se podía disfrutar en la red desde hace días. Ya sabéis como es internet. Después de haberlo escuchado, estoy seguro de que muchos seguidores estarán defraudados con este trabajo, ya que en “Roses” no vamos a encontrar a esos Cranberries duros con guitarras que se pegan al cerebelo. No vamos a disfrutar de temas del estilo de “This Is The Day”, “Promises”, “Hollywood”, “Salvation” o “Zombie”. Lo que nos vamos a encontrar son a los Cranberries melódicos, propios de canciones como “Ode to My Family”, “Dreaming My Dreams”, “Never Grow Old” o “Free to Decide”. Y eso a mucha gente no le gustará. Peor para ellos porque este nuevo álbum es de gran calidad y dejarlo de lado por ser más tranquilo de lo que nos tenían acostumbrados me parece un error imperdonable.

Hay una cosa que tengo clara. No creo que tenga mucho éxito (ojalá me equivoque). The Cranberries tuvo su momento y no creo que tenga hueco en la música actual. La basura nos inunda (con algunas excepciones) y, aunque parezca muy triste, la buena música no puede abrirse paso en ella. “Roses” quedará para aquellos que disfrutamos hace años con la banda irlandesa pero dudo que alcance el éxito. Y repito, ojalá me equivoque.

 

 

Recomiendo a todo el mundo que lo escuche. Lo compartiría con vosotros, pero gracias al FBI no puedo hacerlo. ¡Dios bendiga América!. Y recordad, si os gusta, ¿por qué no comprarlo?. Hoy ha salido a la venta. Lo podéis encontrar en itunes a un precio muy asequible, 8.99€ la versión “normal” y 10.99€ la edición “deluxe”, la cual incluye la edición “normal”+disco en directo+booklet (libreto). Creo sinceramente que la edición “deluxe” tiene un precio muy ajustado ya que son un total de 29 canciones y el libreto por 10.99.

Me he informado sobre la gira que van a hacer para ver si podía verlos en directo. Pero mi gozo en un pozo. Vienen en julio pero la actuación en Barcelona cae en lunes y la de Madrid en martes. Otra vez será.

Os dejo con el vídeo del primer single, Tomorrow: