El pasado fin de semana pude disfrutar de un buen par de conciertos en muy buena compañía. Dos artistas completamente opuestos que visitaron mi ciudad en días consecutivos.

El viernes fue el turno de Xoel López (aka Deluxe). Se presentó él sólo, en acústico. En principio ésto me parecía algo descafeinado pero he de reconocer que superó mis expectativas. Junto con su guitarra y voz, trajo un micrófono extra con distorsión para hacerse él mismo las voces, algo de percusión que manejaba con un pie y una armónica. Tocó canciones de sus dos álbumes bajo el nombre de Xoel López (Atlántico de 2012 y Paramales de 2015) y de su etapa como Deluxe. Le acompañó a la armónica, en algunas canciones, un amigo suyo afincado en Córdoba, Scott. Fue un buen concierto en el que pudimos disfrutar de su voz, sus composiciones y su buen hacer con la guitarra. Totalmente recomendable.

 

 

Pero he de admitir que esto fue sólo un aperitivo ante lo que nos esperaba el sábado. El mítico Raphael, el teatro de la Axerquía y la orquesta de Córdoba. Una mezcla que se me antoja perfecta. Por un lado Raphael, uno de los mejores artistas que ha dado la historia de este planeta. Da igual si es o no tu estilo, da igual si te gustan o no sus canciones. Hay que verlo en directo al menos una vez en la vida. Si encima canta a la perfección como hizo este sábado y llena el escenario como siempre lo hace, entonces cualquiera lo puede disfrutar. Por otro lado el teatro de la Axerquía, el mejor lugar de Córdoba para disfrutar de música en directo. Emplazamiento de lujo para un artista de lujo. Y por último, la orquesta de Córdoba. El espectáculo actual de Raphael se subtitula Sinfónico. Toda su carrera cantado con el acompañamiento de un orquesta. En esta ocasión, la de nuestra ciudad. Sólo puedo decir una cosa: espectacular. No puedo imaginar un mejor acompañamiento para un artista como Raphael y un repertorio como el suyo. Añadid a esto que el concierto duró 2 horas y media sin parar y no sobró ni un solo minuto. Al revés, si hubiera durado más mejor que mejor. En resumen: un concierto inolvidable. De lo mejorcito que he visto y oído en vivo. Recomendable al 500%.

 

 

Más vídeos en el canal de mi querida y amada compañera de conciertos.